8 January, 2015

Suplementos nutricionales con EPA+DHA y sus efectos positivos en la salud

La asociación entre un elevado consumo de peces grasos y una baja prevalencia de ECV deriva, principalmente, de su elevado aporte de ácidos.

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son en la actualidad la principal causa de muerte en el mundo, que no sólo disminuyen la esperanza de vida al nacer, también reducen los años de vida saludable, generando importantes costos a los sistemas de salud y a quienes las padecen.

Dado que la elevada prevalencia de estas patologías estaría fundamentalmente asociada a condiciones de vida definidas como no saludables, principalmente al sedentarismo, malnutrición y tabaquismo, las autoridades sanitarias a nivel mundial estimulan la implementación de diversas estrategias preventivas, basadas principalmente en la promoción de estilos de vida saludable.

La asociación entre un elevado consumo de peces grasos y una baja prevalencia de ECV deriva, principalmente, de su elevado aporte de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga ?-3 (AGPICL ?-3), específicamente de los ácidos eicosapentaenoico (C20:5 ?-3, EPA) y docosahexaenoico (C22:6 ?-3, DHA).

Los primeros reportes sobre las propiedades cardiosaludables de los AGPICL ?-3 de origen marino fueron comunicados por los epidemiólogos daneses O. Bang y J. Dyerberg, quienes en los años 60' observaron una muy baja incidencia de infarto al miocardio en poblaciones esquimales (Inuit) comparado con otras poblaciones con ingestas similares de grasa.

Dado que la dieta de las población se constituía principalmente de peces y mamíferos marinos (focas y ballenas) cuya grasa es rica en AGPICL ?-3 ( Ácidos grasos Omega-3 de cadena larga), Bang y Dyerberg plantearon la hipótesis que estos lípidos ejercerían un rol protector contra la ateroesclerosis y la trombosis, principalmente por sus propiedades antiaterogénicas y anticoagulantes. Estos antecedentes fomentaron múltiples investigaciones sobre los beneficios de los AGPICL ?-3, tanto en la prevención como en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares y que se proyectan hasta la actualidad.

Se analizó la eficacia de los AGPICL ?-3 de origen marino (EPA y DHA) en la prevención cardiovascular primaria y secundaria, así como su utilización terapéutica, con el propósito de incentivar el consumo de alimentos y/o suplementos nutricionales ricos en estos ácidos grasos como estrategia para prevenir y/o ser parte del tratamiento de las ECV.

Los efectos saludables de los AGPICL ?-3, específicamente del EPA y DHA frente a las enfermedades cardiovasculares en humanos se han reportado en un gran número de investigaciones. Se ha establecido que una ingesta importante de pescado (como principal fuente alimentaria de EPA y DHA) y/o el uso de suplementos nutricionales con EPA+DHA tiene efectos muy positivos en la disminución del riesgo cardiovascular, principalmente a través de


I) Modificación del perfil lipídico (especialmente de triglicéridos plasmáticos elevados),

II) Optimización de la homeostasis de la glucosa,

III) Reducción de la resistencia a la insulina,

IV) Efecto hipotensor,

IV) Efectos antiinflamatorios, y

VI) Protección contra el estrés oxidativo, (todos componentes característicos del síndrome metabólico).

El control de estos parámetros metabólicos en conjunto contribuye de forma relevante a proteger la salud cardiovascular, siendo la disminución en la relación AGPI ?-6/?-3 uno de los factores que explicarían de forma más clara los efectos cardioprotectores y cardiosaludables del EPA y DHA, no obstante este es un tema aún en estudio.


Investigacion realizada por: Rodrigo Valenzuela B. Gladys Morales I. Marcela González A. Jessica Morales P. Julio Sanhueza C. ) Alfonso Valenzuela B. Departamento de Nutrición. Facultad de Medicina. Universidad de Chile. Santiago, Chile. 

8 January, 2015 Categoría:
Artículos anteriores
Alimentarnos.com

Evento destacado

28 de octubre

Food Technology Summit